[ENTREVISTA] Conversamos con… DAVID RUBÍN

 elheroe2

David Rubín (1977) es uno de los autores de cómic más talentosos y prolíficos de la última hornada en España. Con obras como El Circo del Desaliento (2005), La tetería del Oso Malayo (2006), Cuaderno de Tormentas (2008) y El Héroe (2011-12) ha cosechado multitud de premios a nivel Nacional, así como infinidad de críticas positivas en medios especializados. De carácter rebelde, intenso e irrefrenable pero lleno de nobleza y sencillez, David nos atendió en el Parque del Retiro de Madrid con motivo de la promoción del segundo volumen de El Héroe y pudimos conversar acerca del cómic español, los superhéroes, Juego de Tronos y hasta sus trabajos como animador.

 

Planetakrypton: Hola a todos, seguidores de Planetakrypton.com. Nos acompaña David Rubín, con quien tendremos una pequeña entrevista a modo de conversación, tras una ardua mañana de firmas y dibujos en la Feria del Libro de Madrid. ¿Cómo estás, David?
David Rubín: Muy bien, muy contento por cómo están yendo estos tres días (14,15 y 16 de Junio), muy feliz por estar en Madrid y por charlar contigo.
PK: Muchas gracias. Lo primero de todo, cuéntanos qué tal va la promoción de El Héroe, con la que ya llevas medio año, desde la publicación del segundo y último tomo de la obra.
circoDR: La verdad es que ha sido bastante duro todo el tema de la promoción tanto del tomo I como el II, han sido muchos meses de aquí para allá, pero creo que es algo necesario. Yo creo que la falta de promoción es el gran talón de Aquiles del cómic español. Estamos viviendo un momento a nivel creativo en el que a veces salen obras maravillosas, pero pasan desapercibidas porque tanto las editoriales como en ocasiones los propios autores, no se preocupan de promocionar y de dar a conocer esas obras. Yo, con El Héroe, siendo una obra que me ha costado cuatro años de mi vida realizar, no puedo dejarlo caer en saco roto; es como ilusionarte mientras esperas que nazca tu niño y una vez ha nacido, olvidarte de él. Y en ese sentido, intento hacer todo lo posible para promocionar mis obras y el cómic en general, para conseguir que llegue a cuanta más gente mejor.
PK: Debo hacer una confesión. Por las cosas que he leído y escuchado, sé que David Rubín es una persona sin pelos en la lengua y que siempre dice lo que piensa. Tal es así que de la primera respuesta ya se pueden extraer varios ”titulares” sobre el cómic español, la industria, la publicidad…así que si te parece bien, sigamos por ahí: ¿Crees que un producto muy promocionado puede llegar a considerarse ”pervertido” por las grandes industrias?
DR: Estamos hablando de cómic español, no de una gran industria. Es algo que necesita ser promocionado, que llegue a la mayor cantidad de gente posible. No es saturar con publicidad engañosa, como pasa con la mayoría de los productos mediocres, sino utilizar esas fórmulas para dar a conocer algo que está viviendo un momento de gloria absoluta en lo que se refiere a calidad e intentar que no pase desapercibido; tenemos que quitarnos la venda de los ojos de una puta vez y dejar de hacer cómics sólo para los que leen cómics y hacerlos para todo el mundo, tanto para los apasionados como para los nuevos. En sitios como La Feria del Libro, donde hay un espectro de público mucho más amplio que en un Expocómic o un Saló de Barcelona, te das cuenta de que hay un potencial enorme de gente con ganas de cosas nuevas y de consumir cómic pero que no saben lo que es y se limitan a pensar que el cómic es sólo Spiderman o Mortadelo y Filemón cuando hay todo un mundo. […] Esa es la gente a la que hay que fidelizar, el público que todavía no tenemos ganado, que es asiduo lector, pero no es lector de cómics habitual.
PK: ¿Entonces se fideliza con la calidad o con la promoción?lateteria
DR: Con las dos cosas, no son excluyentes. La calidad hay que mantenerla siempre, porque si no estarías engañando. Si alguien va a gastarse el dinero en una obra mía no puedo ofrecerle mierda, ni siquiera un producto decente, tengo que intentar dar el máximo de calidad en mi trabajo, porque los cómics no son baratos, y que el que paga quede satisfecho con lo que lee. Hacer un trabajo mediocre y publicitarlo mucho no fideliza nada, porque la gente ”pica” una vez, pero ya no vuelve a consumir más el producto ni lo recomienda a otros.
PK: En cuanto a El Héroe, a nivel de promoción, de volcar energías en un proyecto y todo lo que ello conlleva, ¿tú crees que es tu consagración como autor de cómics, lo que te ha abierto las puertas al gran público?
DR: Sí, desde luego. La Tetería del Oso Malayo, mi segunda obra, funcionó muy bien, de hecho se sigue vendiendo en España y Francia, pero con El Héroe es donde más he notado el subidón de caras nuevas en las firmas, y las ventas están ahí. Pero como ya decía, es la suma de dos cosas: me he dejado los cuernos en esta obra a todos los niveles y por otro lado me he esforzado y me he movido muchísimo para promocionarlo, tanto yo como la editorial, donde sólo tengo palabras de elogio para Astiberri porque se lo curran e invierten en los autores y sus obras […] De hecho, es raro que cada semana no haya alguna obra de Astiberri reseñada en revistas, periódicos, programas de radio o blogs.
PK: Se ha visto una gran evolución en tu estilo entre tu primera y tu última obra; es más, el cambio que hay entre Cuaderno de Tormentas (2008) y El Héroe es brutal, y apenas están distanciados en el tiempo…
DR: Sí, de hecho empecé a dibujar El Héroe a finales de 2009. Yo creo que con cada obra tienes que darlo todo. Ahora con Beowulf estoy intentando llegar más allá de donde llegué con El Héroe. No entiendo otro modo de trabajar que no sea retándome, poniéndome objetivos que parezcan imposibles al principio, porque si consigues superarlos y sorprenderte a tí mismo, lo más probable es que contagies esas sensaciones al lector.
PK: Además la satisfacción como artista debe ser máxima.
DR: Claro, cuesta mucho más, pero…yo podría estar sacando La tetería del oso Malayo 2, 3…porque eran historias que funcionaban bien y el público demandaba, pero saqué Cuaderno de Tormentas que no tenía nada que ver y dejó a todo el mundo despistado. Después nadie esperaba que apareciese con El Héroe, una historia con mucha acción y un colorido muy Pop, pero a mí me gusta ponerme objetivos que me hagan evolucionar como artista. Es que hacer siempre lo mismo es muy aburrido, para eso me voy a Marvel a dibujar Spiderman, que siempre es igual, casi con piloto automático.
PK: Ahora que sacas el tema de Marvel, he podido leer en las redes sociales que eres un crítico encarnizado con la forma de hacer cómics de superhéroes en la actualidad y el funcionamiento de la industria. ¿La creación de El Héroe se debe en algo a ello?

DR: Por supuesto, para mí El Héroe era el puñetazo sobre la mesa acerca de ese tema. Podríamos estar horas debatiéndolo, pero yo creo que el mejor modo de demostrar lo que pienso es con el ejemplo. Considero que, a día de hoy, el género de superhéroes está mal, salvo algunas excepciones que son una minoría en un mar de mediocridad y El Héroe es mi forma de decir ”así es como debería ser el cómic de superhéroes en mi opinión”. Tiene que contar cosas, tener personajes creíbles y con los que empatices, emoción…¡Ahora son aburridos! Es casi un delito que una historia con tipos vestidos de colorines dándose de ostias te aburra (risas). Amo los superhéroes americanos, tanto de Marvel como DC, y me he formado con ellos como lector y como autor, conozco sus personajes y todos los códigos del género y estoy viendo una caída brutal en la calidad, sobre todo de las historias. Parece que todo lo que se hace ahora es un refrito de algo de hace treinta años y son como tebeos con cadáveres animados, no me los creo ni me emociono con ellos como con la Patrulla-X de Claremont y Byrne…De vez en cuando salen cosas que están bien, como All Star Superman, que es uno de mis tebeos preferidos de la historia.
PK: All Star Superman es una carta de amor al género superheróico y a la Edad de Oro…
DR: Por supuesto, de hecho con El Héroe mi intención era darle esa segunda lectura, que es una carta de amor a los superhéroes y a Jack Kirby, que es mi autor preferido. Si te fijas, el Tomo I es como la Golden Age y la Silver Age, más naif, ligero y liviano, y el Tomo II es más oscuro. La historia pasa por todas la épocas que ha pasado el cómic superheróico, pero de un modo menos explícito. […] Quien controle el tema tendrá un plus y quien no lo conozca, disfrutará la historia igual.
cuadernoPK: Debido a tu amor confeso por el género, ¿sigues dándole oportunidades a los cómics de ahora, o te has rendido?
DR: Sí, a día de hoy casi no compro superhéroes, pero leo algunas cosas porque quiero que me sorprendan. Por ejemplo, el Ojo de Halcón de Fraction y David Aja es un tebeazo, la nueva etapa de Daredevil con Mark Waid me gusta muchísimo, el Wonder Woman de Azzarello está bastante bien…leí hace poco Glory, que es una versión hardcore de Wonder Woman y me sorprendió mucho, un tebeo muy fresco, lleno de ideas nuevas y muy divertido […] Ahora parecen más supermarines que superhéroes y se lleva un dibujo con un estilo realista cutre a lo Brian Hitch y todo es como una película de Michael Bay, con mucha explosión, pero vacía de emoción y aburrida.
PK: Y supongo que con Beowulf, tu próximo proyecto, también querrás plasmar tu visón de algo.
DR: Con Beowulf, Santiago García (el guionista) y yo queremos desmontar toda la parafernalia alrededor del género de espada y brujería. Llevamos años y años utilizando una serie de clichés que se repiten continuamente, a veces bien hechos, como puede ser en Juego de Tronos, pero que no dejan de ser revisiones de la misma fuente…Estamos huyendo de la habitual estética metalera y yéndonos hacia lo salvaje, haciendo un tebeo con una gran carga emocional y muy atávica, por momentos casi abstracto de la fuerza y la violencia que contiene, una violencia seca, con secuencias de acción que van más allá de lo que hice con El Héroe.
PK: El segundo volumen de El Héroe contiene escenas muy fuertes y violentas, ¿vais a mantener ese nivel en Beowulf o lo vais a superar?
DR: La idea es superarse siempre, pero ir por otro camino. Con Beowulf teníamos el problema de que la historia compartía muchos rasgos en común con El Héroe y yo no quería volver a hacer lo mismo, así que revisamos muchas veces el guión con la intención de irnos hacia otro lado e ir a más. La acción está planificada de forma diferente a la de El Héroe, es más oscuro y sucio, el dibujo ha evolucionado…es una forma de representar una obra que ha tenido tantas versiones que no se ha visto nunca y al mismo tiempo es muy fiel al poema original […]
PK: Después de tantas obras en las que ejerces como autor completo, ¿qué tiene Santiago García para trabajar con él como guionista? ¿Qué os aportáis el uno al otro?
DR: Pues muchas cosas. Para empezar, después de una carrera de fondo tan dura como El Héroe me apetecía compartir esa carrera con alguien, para que cuando uno desfallece, el otro tire de él. Admiro mucho el trabajo de Santiago con otros dibujantes y tenía ganas de trabajar con él, además de que nos une una amistad. El miedo que yo tenía era que la amistad se acabara a raíz de esta colaboración, porque soy una persona muy visceral a la hora de trabajar (risas), pero por suerte nos hemos compenetrado muy bien porque compartimos una visión parecida del cómic. Santiago es un autor total, no un guionista al uso, al que le gusta tirarse a la piscina y ponerse las cosas difíciles como a mí […]. Eso es lo bonito de colaborar con otra persona, conseguir sacar adelante un trabajo que aúna lo mejor de los dos autores. Estoy muy contento de cómo está quedando y estoy deseando presentárselo al público […].
PK: ¿Está confirmada la fecha de salida de Beowulf para Diciembre de este año, o es una fecha estimada?
DR: Está confirmadísimo que sale en Diciembre. Llevo un buen ritmo entintando y coloreando y seguro que llego a esa fecha. Mi idea es tratar de terminarlo un poco antes, a ver si hay suerte y podemos presentarlo en el Salón de Getxo a finales de Noviembre.Beowulf
PK: Estamos terminando la entrevista y nos queda una pregunta, a modo de epílogo. En tu currículum aparece que eres dibujante y animador, figurando como Co-director de una película llamada El Espíritu del Bosque. Háblanos un poco de ello, cómo surgió, si estás orgulloso de ello, si el trabajo en cine te llena tanto como hacer cómics…
DR: Llevé en paralelo durante unos doce años el trabajo en el cine y el trabajo en los cómics y guardo muy buenas experiencias de ello. Aprendí mucho como realizador cinematográfico, los dos medios tienen muchos puntos en común y en ocasiones he volcado en mis cómics lo aprendido en el cine, y viceversa. Trabajar en el cine te hace ver las cosas de otra manera, sobre todo en el tema promocional. El Espíritu del Bosque funcionó bastante bien para ser española, aguantó tres meses en cartelera. ¿A día de hoy la volvería a hacer igual? Posiblemente no, pero es normal. No es una película de autor sino un encargo y lo realicé de la manera más digna posible, añadiendo ciertos toques más profundos dentro de lo que me podía permitir tratándose de una película infantil/juvenil y jugando con la realización y la narrativa. Trabajé con un montón de profesionales de los que me enorgullezco, algunos de los cuales después de El Espíritu del Bosque se fueron a trabajar en Weta, Pixar, en la película Avatar
PK: Muchas gracias por venir a Madrid a estar en contacto con la gente y sobre todo gracias por atendernos.
DR: Gracias a vosotros por apoyar al cómic español. Un saludo.

Sergio

Leave a Reply