[Comic] SOLDADO DE INVIERNO

Panini ha comenzado la publicación de la nueva serie regular del Soldado de Invierno, spin-off de la aclamada y multipremiada Capitán América. Este primer tomo recoge los primeros nueve capítulos en dos arcos completos, por Ed Brubaker (Daredevil, Batman, Uncanny X-Men), Butch Guice (Hulk, Action Comics, Flash) y Michael Lark (Daredevil, Gotham Central).

(A PARTIR DE AQUÍ, SPOILERS)


James Buchanan “”Bucky”” Barnes luchó en la Segunda Guerra Mundial junto a su compañero y amigo Steve Rogers, el Capitán América, cuando apenas era un adolescente.  Desapareció trágicamente durante una batalla y pasó a pertenecer a ese pequeño grupo de personajes que resultan más importantes una vez muertos que en vida (tal como le sucede al Tío Ben en Spiderman). Se llegó, incluso, a considerarle “”intocable”” ante una posible resurrección, despertando las iras de los fans cada vez que se insinuaba su regreso.
Pero hace siete años, cuando Ed Brubaker tomó las riendas del título del Capitán América, no se amilanó y propuso a los editores devolver al presente a Bucky. Para resultar convincente a los lectores, se le ocurrió una soprendente idea: Bucky no murió en la Segunda Guerra Mundial, sino que fue secuestrado y reprogramado por la Unión Soviética como el Soldado de Invierno.  Así, la serie del Centinela de la Libertad se vio inmersa en una trama de misterio y espionaje a través de todo el planeta e intensamente arraigada en el pasado, características que resultaban ideales para el Capitán América y sus aliados (SHIELD, Nick Furia, la Viuda Negra…). Este planteamiento dio como resultado un rotundo éxito de crítica y público, además de que los lectores terminásemos no sólo asumiendo el regreso de Bucky, sino también su necesidad e importancia en el Universo Marvel.

Pero cuando aún nos estábamos acostumbrando al cambio, Marvel dio otro golpe de efecto: El Capitán América moría en su propia serie tras la Guerra Civil, y el título se quedaba huérfano de su protagonista durante nueve meses durante los cuales vimos a Bucky tomar importancia y evolucionar hasta tomar el manto de Steve Rogers y unirse a los Nuevos Vengadores. Incluso cuando el propio Steve hizo su triunfal regreso al mundo de los vivos un tiempo después, se acordó que los dos personajes compartieran la misma identidad de Capitán América. Pero aún quedaba una sorpresa…
Llegó el evento Miedo Encarnado, y durante una encarnizada batalla con una poderosa Pecado (hija de Cráneo Rojo, archienemigo del Capitán), Bucky era asesinado delante de nuestros ojos, esta vez sin dar pie a la confusión, de manera definitiva. ¿O no? Descubríamos que Steve había urdido un plan para fingir la muerte de su amigo y así evitarle cumplir condena por sus crímenes pasados como Soldado de Invierno.

De este modo Bucky, considerado muerto por casi todo casino online el mundo, retoma su identidad anterior y pasa a trabajar en las sombras para SHIELD junto con su amante Natasha Romanova, la Viuda Negra, en las páginas de su propia serie regular y con el guionista que le ha “”resucitado”” dos veces en menos de una década.

En este título se conjugan los elementos principales del género negro y de espionaje, que son los puntos fuertes del guionista, tales como agentes durmientes, lavados de cerebro, amenazas nucleares…unidos con el tipo de locuras que sólo se pueden permitir los cómics: robots psicóticos, dictadores investidos con poder cósmico o ¡gorilas con metralletas!

Para hacer frente a tales amenazas tenemos a la pareja protagonista, soldados tremendamente eficaces y preparados para cualquier eventualidad: Bucky representa el rol del tipo duro con pasado tormentoso y la Viuda Negra es la femme fatale, tan sensual como peligrosa.
Los dos artistas del tomo se reparten respectivos arcos: el primero está dibujado por Butch Guice, artista con cierto estilo clásico e influenciado por el maestro Jim Steranko en la composición, y que plasma a la perfección el tono de misterio y violencia que exige el guionista. Destacan sobre todo los primeros planos que le dedica a la Viuda Negra, representada tan bella como gélida. El segundo arco argumental es obra de Michael Lark, que posee un estilo mucho más sobrio pero tremendamente efectivo y cumplidor. Es la tercera vez que Brubaker y Lark coinciden en una serie (las anteriores fueron Gotham Central y Daredevil, ambas consideradas de culto), lo que le otorga un punto de simbiosis entre autor y dibujante.


Estamos por tanto ante una serie de espionaje puro, una total revitalización con respecto a su predecesora, Capitán América, que llevaba una temporada dando síntomas de desgaste en sus tramas. Ahora que está emancipado, podemos decir sin miedo que Bucky, bajo la identidad que sea, ha vuelto para quedarse. Qué mejor demostración de ello saber que el Soldado de Invierno aparecerá en la secuela de la película del Capitán América en 2014…

Leave a Reply